El Blog de TMR B2B.

Dentro de las múltiples tendencias en la red, la utilización del vídeo despunta como una de las favoritas de los internautas. Pionera en su popularización fue Youtube, pero rápidamente se unieron otras plataformas como Facebook, Twitter, Vine o Instagram, por poner solo unos ejemplos de las muchas que podemos encontrar.

En un informe, Twitter nos informaba que el mayor número de retuits se producen cuando el tuit incluye videos o fotos. Por su parte, Facebook también apuntan en esa dirección. Recientemente, la popular red social, publicó que su audiencia de vídeo pasó de 4.000 millones de visitas por día, a 8.000 millones en un período de tan solo siete meses. Este asombroso crecimiento de la audiencia de vídeo, nos da una idea de su inmenso potencial para captar la atención de nuestro target.

Google también ha participado en la creciente popularidad del vídeo. El gigante americano ajusta constantemente su algoritmo para dar a los internautas una experiencia significativa durante la búsqueda. Para satisfacer a sus usuarios, muestra una extensa variedad de resultados, y no sólo coincidencias exactas de palabras clave. Tras la compra de Youtube por parte de Google, hace ya casi una década, el buscador cuenta con un lugar destacado para los videos de los mejores resultados coincidentes con la búsqueda.

El éxito de los vídeos en la red no ha pasado desapercibido para los departamentos de marketing de las empresas, donde han visto una oportunidad de aproximarse a los consumidores de forma cercan y de este modo, captar su atención. Según la consultora asiática Syndacast, los estudios muestran que el uso de la palabra “video”, en la línea de asunto de un correo electrónico, puede aumentar las tasas de apertura en un 19%, y los porcentajes de clics en un enlace en un 65%, sobre aquellos que direccionan hacia páginas con texto. Teniendo en cuenta que las empresas siguen apostando con asiduidad por el e-mail marketing, el vídeo puede potenciar el éxito de sus campañas.

El sueño dorado del marketing del “boca-a-boca” se cumple en el vídeo marketing con el “dispositivo-a-dispositivo”. La viralidad del vídeo se hace patente ante su rápida propagación por la red, saltando de unos dispositivos a otros, por lo que es una gran herramienta para empresas y profesionales que quieren mostrar su visión, experiencia, productos, servicios, noticias y anuncios para lograr el máximo impacto de su marca en el mercado.

Aunque la tecnología nos ha aportado la base del video maketing, existe un factor mucho más importante que es el que ha dado la clave del éxito. Nuestra condición humana. Es más fácil para el cerebro procesar el contenido visual en medio de un mar de texto y por tanto, es mucho más fácil conseguir el impacto deseado en nuestras campañas de marketing a través del video.

SÍGUENOS